Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar por nuestro sitio usted acepta el uso de cookies.

Ok! Leer más

info@rafaelbarrientosnaz.com 957498132

Seguimiento del embarazo

Obstetricia en Córdoba

Es obvia la necesidad de un buen control prenatal, con objetivos muy claros, como disminuir la morbimortalidad materna y perinatal, prevenir riesgos potenciales para la gestación, detectar y tratar de forma precoz los trastornos que aparecen  en el curso del embarazo e identificar los embarazos de riesgo para facilitar la asistencia obstétrica adecuada. Para ello ese control será precoz, periódico, completo y de calidad. Y ahí ciframos un objetivo fundamental de consulta. La frecuencia  de las consultas prenatales  sucesivas esta determinada por las necesidades individuales de cada mujer y la previsión de posibles factores de riesgo asociados, siendo aconsejable un cierto grado de flexibilidad. El acuerdo generalizado cifra entre 7 y 10 consultas prenatales durante un embarazo normal, esto conlleva mejores resultados perinatales. Al término del embarazo, la recomendación general es ofrecer a la gestante un curso gestacional normal y la finalización electiva de su embarazo en semana 41.

La valoración del riesgo durante el embarazo tiene como objetivo principal promover y fomentar la salud de la mujer y su descendencia , emprendiendo acciones preventivas en función de los riesgos identificados con el fin de disminuir esa morbi-mortalidad inherente al riesgo.

Hoy por hoy no se entiende el seguimiento del embarazo sin el apoyo dela exploración ecográfica. Existe unanimidad en la recomendación de tres exploraciones básicas en el curso del embarazo norma, una en cada trimestre. El propio procedimiento , la sistemática de la realización, sus objetivos y el contenido de las exploraciones se ajustan a las recomendaciones contenidas en los protocolos de Diagnostico prenatal de la SEGO. Así en la ecografía de primer trimestre se identifican el número de embriones, cigosidad si múltiple, vitalidad, se estima la edad gestacional, detección y medida de TRASLUCENCIA NUCAL, así como valoración de otros marcadores ecográficos de cormoosomopatías (intestino hiperecogénico, acortamiento de miembros, quistes de plexos coroideos,hueso nasal, inversión onda ductus, alteración onda válvula tricúspide…), morfología embrionaria, e identificación de patología uterina y de anejos.

En 2º trimestre se establece el ESTUDIO MORFOLÓGICO FETAL, con estudio doppler vascular, valorando territorio de la arteria cerbral media, arteria umbilical y uterina

En 3º trimestre identificaremos vitalidad y estatica fetal, , estimamos el crecimiento fetal, se diagnostican las anomalías de localización placentaria, anomalías de volumen de líquido amnióticos, y en casos concretos estudios de flujo feto-placentarios

Otro de los objetivos claros en consulta la identificación de gestaciones con alto riesgo de anomalías congénitas fetales y la utilización de procedimientos  de diagnóstico adecuados para cada condición. Los defectos congénitos susceptibles de cribado son:

  • anomalías estructurales, fundamentado en la exploración ecográfica básica del primer trimestre de la gestación y en la Ecografia de Diagnóstico Prenatal que realizamos en la 20 semana.
  • cromosomopatías, su diagnóstico exige el estudio citolgenético de células fetales. La estrategia de cribado de cromosomopatías  intenta seleccionar a la s mujeres con nivel de riesgo que justifique la utilización de procedimientos diagnósticos  invasivos para obtener material celular y ralizar el estudio cariotipo fetla.

Para el cribado de la diabetes gestacional se utiliza el test de Osullivan basado en la determinación de glucemia en plasma venoso, 60 minutos después de la ingesta de 50 gr de glucosa. Se realiza a todas las gestantes en el 2º trimestre no diagnosticadas previamente, presenten o no factores de riesgo. Durante el primer trimestre se consideran su realización ante los siguientes factores de riesgo: edad mayor de 35, IMC mayor de 30, diabetes gestacional previa, antecedentes de diabetes en familiar de primer grado y antecedentes de hijo previo con macrosomía.

La evaluación del estado fetal en el transcurso del tercer trimestre se realiza mediante la monitorización cardiotocográfica y el recuento de movimientos fetales. En general se acepta que la percepción de menos de tres movimientos fetales por hora durante 2 horas seguidas, exigiría una evaluación adicional del estado fetal.

Las vacunas con virus vivos o atenuados están en general contraindicadas y no debes ser administradas durante la gestación: sarampión, parotiditis, varicela, rubeola poliomielitis. Las vacunas con virus inactivos , bacterianas y toxoides puedens ser utilizadas con seguridad en el embarazo y lactancia: difteria, tetanos,  cólera, meningococo, hepatitis A, Hepatitis B. La vacunación frente a influenza y gripe H1N1 debe ser ofertada a todas las gestantes durante los periodos estacionales susceptibles de contagio.

La dieta de la embarazada debe contener un aporte energético adecuado para aesgurar  su propia salud y la del feto, ya que desde el punto de vista nutritivo, la dependencia del feto del organismo materno es total. La vlaoración del estado nutricional de la mujer  al comienzo del embarazo mediante el cálculo del índice de masa corporal (IMC: cociente entre el peso en kg y la talla en metros elevada al cuadrado), es una recomendación útil para planificar correctamente tanto la ganancia óptima de peso, como la alimentación y suplementación de nutrientes . Hablamos de DELGADEZ (IMC menor de 18,5kg/m2), sobrepeso (IMC mayor de 25) y OBESIDAD (IMC mayor de 30).

La suplementación farmacológica de nutrientes  durante la gestación normal implica la ingesta de alimentos rico en Yodo, lácteos y pescado, así como fomentar la ingesta de sal yodada. La mayoría de los hogares españoles no consumen la sal yodada por lo que se aconseja la suplementación farmacológica con yoduro potásico. Se recomiendan alimentos ricos en hierro junto con la suplementación de hierro oral a dosis bajar a partir de la 20 semana. Tres raciones de alimentos ricos en calcio como son lácteos y sus derivados suplen las necesidades diarias de la mujer gestante. La ingesta de folatos junto con complejos  multivitamínicos  durante toda la gestación , reduce la incidencia de malfomaciones cardiacas , urinarias, oro-faciales, de extremidades y estenosis pilórica.