Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más información

El parto. Asistencia al parto

EL PARTO. ASISTENCIA AL PARTO.

¿Cómo sabrás si estás de parto?

Inicio: el parto comienza con un aumento de las contracciones  y de su intensidad o bien porque se rompe la bolsa amniótica, sin tener contracciones.

Debes dirigirte al servicio de Urgencias del Hospital si:

Ve preparada con la maleta, pero no la lleves contigo a urgencias si vas en coche, es mejor dejarla en el mismo hasta confirmar que quedarás ingresada en el hospital. 

No es necesario ir en ayunas, puedes desayunar y es preferible que acudas sin maquillar y las uñas sin pintar.

Si has iniciado el parto.

Un profesional efectuará la valoración inicial en la consulta de urgencias y decidirá si ingresas o si puedes volver a casa, si todavía no estás de parto y regresar en unas horas.

Puede ocurrir que tengas contracciones pero aún no cumplas los criterios de ingreso. El profesional que te atienda tendrá en cuenta, además de las condiciones obstétricas, factores como la distancia a tu domicilio para valorar el alta, el ingreso o volver a evaluar la situación al cabo de un tiempo.

Ingresarás si:

En caso de que el parto esté empezando, puede ser que pases primero a una de las habitaciones donde tendrás posibilidad de caminar y moverte libremente, ducharte o salir a pasillo para favorecer la dilatación al caminar.

Durante el parto se controla el bienestar del bebé mediante un monitor que permite tu movilidad.

Familiares durante el parto.

Durante todo el proceso de parto y alumbramiento siempre y cuando no surja ninguna complicación, podrás estar acompañada de un familiar. Una vez en la habitación, si bien las visitas de familiares y amigos podrán realizarse en horario libre, salvo aquellos casos que exista contraindicación médica, se recomienda que no se realicen pasadas las 21.00 h para facilitar el descanso de las personas ingresadas. Se han de evitar, en la medida de lo posible, el ruido en los pasillos.

Donación o preservación de sangre de cordón umbilical.

La sangre del cordón umbilical contiene células madre que pueden ser utilizadas para tratar algunas enfermedades. Por este motivo, en lugar de desecharla, son muchas las personas que deciden donarla, en un acto solidario, para que esté a disposición de quién lo necesite en un futuro. Existe un formulario que puedes rellenar si quieres realizar esta donación, para que se proceda a la misma tras dar a luz. 

Esta donación es diferente de la  que se conoce como donación de cordón umbilical dirigida, es decir, aquella destinada a un hijo o hija susceptible de recibir un trasplante alogénico de células progenitoras sanguíneas.