Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar por nuestro sitio usted acepta el uso de cookies.

Ok! Leer más

info@rafaelbarrientosnaz.com 957498132

Plan de parto natural

Publicado el 25 de agosto de 2014.

Plan de parto natural

Un plan de parto y nacimiento es un documento escrito que la mujer embarazada utiliza para manifestar sus deseos y expectativas en relación al desarrollo de estos acontecimientos. El mismo debe servir de orientación al equipo de profesionales responsables de su atención durante la estancia en el hospital. Si bien puede elaborarse en cualquier momento de la gestación, es aconsejable hacerlo entre las semanas 28 y 32.

Su función, a pesar de su nombre, no es exactamente planificar el desarrollo del parto o el nacimiento, en los que están implicadas muchas variables impredecibles, sino ofrecer la oportunidad de expresar sus preferencias para aquellos aspectos en los que existen alternativas igual de eficaces y seguras. En cualquier caso el sólo hecho de leer este documento, les ayudará a usted y a su pareja a comprender mejor todo lo que va a ocurrir y les permitirá participar de forma activa en todo el proceso.
No obstante, la información sobre todos los temas que contempla se la proporcionarán las personas responsables de su atención durante el embarazo, quienes le aclararán las posibles dudas que puedan surgir. No dude en consultarles las implicaciones de cualquier decisión que desee tomar y podrán orientarla adecuadamente. Si es posible visite el hospital donde tiene pensado dar a luz.
La realización de un plan de este tipo le permitirá mejorar su comunicación con el personal sanitario y le evitará tener que exponer sus deseos en unos momentos en los que preferirá centrarse en vivir con satisfacción la experiencia de ser madre.
Debe tener en cuenta que el plan se elabora para ser aplicado en el desarrollo de un parto normal y debe abarcar a todas y cada una de las mujeres así como sus diferentes situaciones. En caso de que surja alguna complicación, prevista o inesperada, es muy probable que tenga que verse alterado para adaptarse a los protocolos de actuación clínica en cada situación. De todo ello será informada y se solicitará su consentimiento.

Este documento contiene un formato de plan de parto y nacimiento con el que intentamos facilitar su elaboración. Pero usted está en su derecho de redactar cualquier otro, de acuerdo a sus convicciones y sus preferencias, con la seguridad de que será recibido con la misma atención, siempre que queden garantizados el mejor interés de su salud y la de su futuro bebé.

A continuación le ofrecemos una información básica sobre los diferentes momentos, situaciones y procedimientos que suelen presentarse a lo largo del parto, nacimiento y estancia hospitalaria. En aquellos casos en los que existen opciones que resultan igual de eficaces y seguras podrá indicar sus preferencias.

Todas las personas que se ocuparán de su atención y de la de su bebé esperan que el proceso se desarrolle de acuerdo a sus expectativas y deseos. En ello pondrán su empeño y profesionalidad.

PROCEDIMIENTOS

1. PERSONAL ASISTENCIAL

En la medida de lo posible será atendida por el mismo personal durante todo el proceso. No obstante esto se verá condicionado por la disponibilidad en cada momento.

2. ENEMA ANTES DEL PARTO

La administración de enemas se realiza para facilitar la evacuación de heces. En general, no son necesarios antes del parto. En caso de estar indicado, se informará porqué y se solicitará su consentimiento.

3. RASURADO ANTES DEL PARTO

El rasurado del vello genital no es necesario antes del parto. En caso de epi- siotomía o desgarro puede estar indicado, en ese momento, su realización en la zona del periné, para facilitar la sutura.

4. LÍQUIDOS DURANTE LA DILATACIÓN

En general, no hay razones que impidan beber agua o zumos durante la dila- tación. Si no es posible por alguna circunstancia será informada del motivo. Puede por tanto, si lo desea, pedir alguna bebida al personal sanitario que actuará según el caso.

5. MONITORIZACIÓN FETAL

Durante el parto se debe controlar el estado del bebé. Esto se hace de forma tradicional escuchando los latidos del corazón. Actualmente se dispone de aparatos que permiten realizar esta vigilancia de forma más precisa y conti- nua en caso necesario. En un parto normal no será necesario estar conectada permanentemente a un monitor, lo que permitirá mayor libertad de movi- miento. En caso emplear anestesia epidural será necesario un control más continuado.

6. ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS PARA ACELERAR EL PARTO

No es aconsejable la administración rutinaria de medicamentos (oxitocina) para acelerar el parto salvo que exista una indicación médica para ello. En caso nece- sario se le informará del motivo y se solicitará su consentimiento.

7. CANALIZACIÓN DE VÍA VENOSA

La canalización de una vía venosa no es imprescindible en los cuidados de un parto normal. No obstante, se puede poner sin estar conectada a un sistema de goteo, lo que permite la movilidad y facilita la administración de medica- mentos si fuera necesario. Es la práctica más utilizada. En cualquier caso si no desea que se le coloque, puede hacerlo constar.

8. TACTOS VAGINALES

En todos los casos se deben realizar los tactos vaginales mínimos necesarios para evaluar la evolución del parto por el personal responsable del mismo. En caso de que otro profesional, por razones de consulta o formación, los realice, se le informará y solicitará su autorización con anterioridad.

9. SONDAJE VESICAL

No es preciso realizar sondaje vesical durante un parto normal. En caso de ser necesario, le informarán de las causas así como del procedimiento y solicita- rán su consentimiento.

10. ROTURA DE LA BOLSA

En general la bolsa que envuelve al bebé se rompe espontáneamente y no es necesario hacerlo antes del parto. Pero existen situaciones clínicas en que está indicado. Si es así, le informarán de los motivos y se solicitará su consentimiento.

11. EPISIOTOMÍA

La episiotomía es un corte que se realiza en el periné para facilitar la salida del bebé en algunas situaciones. Actualmente no se considera adecuado realizar- la de forma rutinaria ya que puede tener complicaciones y efectos negativos. Si fuera necesaria le informarán y solicitarán su consentimiento.

12. PUJOS

El esfuerzo de empujar durante la expulsión del bebé se llama pujo. En un par- to normal se debe realizar cuando la mujer siente la necesidad de hacerlo y la dilatación es completa. Empujar en otros momentos y/o de forma continuada no es necesario ni beneficioso, salvo en situaciones como la anestesia epidu- ral que produce una disminución de la sensibilidad y del deseo de pujo.

13. CORTE DEL CORDÓN UMBILICAL

El cordón umbilical se corta cuando ya ha dejado de latir, salvo que exista alguna circunstancia justificada que haga necesario realizarlo antes.
Si va a donar de sangre del cordón, se seguirá el protocolo establecido para ello, del que se le habrá informado durante su embarazo antes de autorizar la donación.
Opciones:

Corte del cordón por la pareja.
Si usted lo desea, su pareja o acompañante pueden cortar el cordón. Siem- pre por indicación del personal sanitario y si las circunstancias lo permi- ten (marque x si es su preferencia).
Desearía, si es posible, que mi pareja cortara el cordón.
Donación de sangre del cordón.
Si desea donar la sangre del cordón umbilical hágalo saber a su matrona o ginecólogo/a para que le informen y le indiquen el procedimiento (mar- que x si es su caso).
He autorizado la extracción de sangre de cordón para su donación.


Deja un comentario