Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar por nuestro sitio usted acepta el uso de cookies.

Ok! Leer más

info@rafaelbarrientosnaz.com 957498132

La historia de Rahel

Publicado el 17 de julio de 2017.

La historia de Rahel

La historia de Rahel es la historia real de una niña africana a quien muy pronto tendremos en Córdoba. En nuestra ciudad busca alivio para su maltrecha piel.

Rahel cambió el precioso color y brillo del ébano por una extensa quemadura, tratada con la mejor intención y voluntad que puede esperarse desde un dispensario médico, milagroso sin lugar a dudas, situado en Lamu, Kenia. En nuestra acomodada sociedad del primer mundo, nos resulta imposible pensar que una niña con dos años y medio pueda siquiera estar cerca de un fuego, sin una vigilancia o protección suficiente. Pues bien, en África no es así, porque allí lo prioritario es tener agua, poder preparar una comida al día y poder hervir el agua para preparar esa comida. Y que los niños se hagan cargo de esta tarea no es lo excepcional: ellos son responsables de sus hermanos menores, de ir a por el agua, que puede estar a 2 horas de camino en el mejor de los casos, y mientras, su madre busca la forma de poder echar algo a ese agua hirviendo. Será la comida del día.

No me preguntéis por el padre, si la mujer no consigue satisfacer algunos de sus caprichos será otra la que ocupe su lugar. No es raro que se vea sola para sacar adelante a sus 4 ó 5 chiquillos. En el marco de esta realidad no es difícil que un pequeño pueda quemarse, cortarse, caer en un pozo, perderse por esos caminos infernales, ser atacado por alimañas, o por el mismo hombre. Rahel es un angelito negro de dos años y medio, muy parecido a los descritos por Machin en su inolvidable canción, pero con la mala suerte de nacer en África , y no en la gran capital, sino en la selva donde la civilización ha llegado en forma de guerras, raptos, abusos…

Conocí a Rahel en el verano del 2015, acompañaba a su madre y a su hermana en un largo viaje desde su tierra natal Mokoe, un enclave en la costa norte de Kenia, a muy pocos kilómetros de la frontera somalí, hasta Córdoba. Su hermana, otro ángel llamado Rukia, se debatía entre la vida y la muerte a sus 14 preciosos años, y tan solo podría sobrevivir si era sometida de inmediato a una complicada intervención cardiaca para rehacer su destrozado corazón (una cardiopatía reumática, provocada por unas anginas sin tratamiento antibiótico con 5 años). Para poder intervenirse tuvo que venir acompañada de su madre Sofia que en ese momento no podía dejar a Rahel, un bebé de 6 meses dependiente de su pecho. Las tuvimos en casa, durante el proceso de intervención y recuperación de Rukia. Este privilegio se vio incrementado cuando fuimos a visitarla a su tierra natal, por cierto desaconsejado desde la embajada, pero cómo no visitar esa madre coraje, capaz de embarcarse en una auténtica odisea por la vida de su hija dejando a sus otros hijos, como no ver a Rahel después de la profunda huella que dejó en nuestras vidas , y por supuesto a nuestra querida Rukia que ahora descansa en paz, en los brazos del Padre: una arritmia maligna segó su nueva vida al año y medio de la intervención.

IMG_9131

La pequeña Rahel sufrió la muerte de su hermana, y al poco tiempo tuvo este horrible suceso en el que un bol de agua hirviendo, en un descuido, se derrama por todo su cuerpo. La visité en mayo, estaba ingresada en este dispensario de Lamu, un pequeño hospital de la Fundación Pablo Hortsmann asentado en la samba de la ONG ANIDAN con la que colaboro activamente, que recoge a niños abandonados, y les provee de una alimentación y educación. Los cuidados y curas diario de sus quemaduras precisaban una sedación para evitar dolores insufribles. Pero era imposible traerla a casa por los riesgos vitales que entrañaban sus heridas . Su cuerpo era milagrosamente blanco, tras desaparecer su bonita piel. Tuvimos que volvernos con la esperanza puesta en el momento que pudiera hacerse el traslado. Y mientras Córdoba, que se entera de la existencia de Rahel, se moviliza de forma espectacular y abre su corazón a esta niña africana, como una hija más: La ONG Infancia Solidaria que tramita y facilita todo el tema burocrático para su traslado en colaboración con la ONG ANIDAN, el Hospital San Juan de Dios en Córdoba, sus hermanos y dirección, que ofrecen sus instalaciones, recursos humanos y técnicos de primer orden para su ingreso sin más plazo ni límites que su sanación, un reconocido cirujano plástico cordobés, con el que tengo el privilegio de compartir el lugar de trabajo, que se brinda a dirigir y realizar dicho tratamiento,… en estos momentos me siento emocionado y lleno de satisfacción y quiero agradecer públicamente a todos los que de forma tan desinteresada van a hacer posible este milagro.

IMG-20170521-WA0097


Deja un comentario