Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar por nuestro sitio usted acepta el uso de cookies.

Ok! Leer más

info@rafaelbarrientosnaz.com 957498132

Test invasivo: Biopsia Corial ó Biopsia de Corion

Publicado el 25 de agosto de 2014.

Test invasivo: Biopsia Corial ó Biopsia de Corion

La biopsia Corial ó Biopsia de Corion es una prueba invasiva de diagnóstico prenatal que consiste en la toma de una muestra de tejido del corion (capa que recubre al embrión y que colabora en la formación de la placenta). Tiene características muy similares al embrión, por lo que es útil para analizar sus células y cromosomas.

¿Qué detecta?

La mayoría de los problemas cromosómicos que detecta la Biopsia Corial ó Biopsia de Corion son:

  • Trisomía 18 (Síndrome de Edwards).
  • Trisomía 16.
  • Trisomía 13 (Síndrome de Patau).
  • Monosomía X (Ausencia de un cromosoma sexual X) o Síndrome de Turner.
  • Alteraciones por multiplicidad de cromosomas sexuales como el Síndrome de Klinefelter.
  • Otras alteraciones en la arquitectura de los cromosomas en número normal.
  • Enfermedades metabólicas hereditarias.
  • El sexo del bebé también se puede determinar.

¿A quién  se la hacen?

No es una prueba que se realice dentro del control rutinario del embarazo. Se indicará la realización de una biopsia corial en aquellas situaciones en las que se sospeche una anomalía genética en el embrión. Estas situaciones pueden ser:

  • Anomalías en gestaciones previas.
  • Detección de anomalía fetal en la ecografía del primer trimestre.
  • Confirmación de un diagnóstico preimplantacional tras implantación de uno o más embriones en técnic
  • as de reproducción asistida.
  • Defecto genético heredable en progenitores.
  • Índice de riesgo elevado en el primer trimestre de embarazo.

¿Cuándo se realiza?

Esta prueba puede realizarse a partir de las 10 semanas y hasta las 14 semanas del embarazo.

¿Cómo se realiza la prueba?

El estudio se puede realizar ambulatoriamente en clínicas u hospitales acondicionados a tal fin.

Existen dos métodos para extraer las células de la placenta necesarias para el análisis:

  • Transabdominal: en esta forma de biopsia corial el médico, bajo constante control ecográfico, punza, con una fina aguja, la pared abdominal de la embarazada introduciéndola hasta la placenta. De ahí extraerá la prueba de tejido que será correspondientemente analizada en el laboratorio.
  • Transcervical: la diferencia con el método transabdominal está en que el médico no punza con una aguja la pared abdominal sino que introduce un fino catéter a través de la vagina y cuello del útero hasta la placenta bajo control ecográfico.

La elección de una u otra técnica depende de la experiencia de cada ginecólogo.

Riesgos

La presencia de problemas de salud en la gestante puede incrementar los riesgos de la prueba. Las complicaciones más frecuentes son el sangrado vaginal si se realiza por vía transcervical y el dolor abdominal en la zona de la punción en el caso de haberse realizado por vía transabdominal.

Se trata de un procedimiento invasivo que puede afectar a la continuidad de la gestación. El riesgo de aborto ha ido disminuyendo con la experiencia de los equipos y los profesionales, siendo en la actualidad inferior al 1%. También pueden producirse otras complicaciones como sangrados vaginales, rotura de la bolsa amniótica, infecciones, hematomas o bridas amnióticas.

La técnica puede fracasar por no conseguirse suficiente o adecuado material para estudio o por las técnicas de laboratorio.

Después de la  Biopsia Corial:

No es necesario guardar reposo absoluto después de someterse a una Biopsia Corial.

Sin embargo es recomendable disminuir la actividad al menos durante las siguientes 24 horas, aunque lo recomendable son 72 horas (evitar coger pesos, realizar ejercicio físico, mantener relaciones sexuales…) y seguir las recomendaciones del facultativo.

No obstante se deberá acudir al médico si se observan uno de los siguientes cambios:

  • Sangrado vaginal.
  • Pérdida de líquido amniótico por la vagina (líquido de color blanco)
  • Infecciones.
  • Temperatura superior a 38º
  • Si se siente dolor o contracciones durante más de dos días.

¿Qué porcentaje de fiabilidad tiene la Biopsia Corial?

La biopsia corial clásica que utiliza el método citogenética, tiene una fiabilidad del 99,99 %

Biopsia Corial versus Amniocentesis

Una de las principales preocupaciones de toda mujer embarazada es desarrollar una gestación saludable que concluya con el nacimiento de un hijo sano. En los últimos años se han desarrollado múltiples técnicas dirigidas a realizar el diagnóstico prenatal de malformaciones o anomalías fetales para intentar evitarlas o minimizar el impacto sobre la salud del futuro bebé.

Para tomar una decisión entre realizarse una biopsia Corial o una Amniocentesis, hay que tener en cuenta varios parámetros:

  • La biopsia Corial se realiza entre las semanas 10 a 14 de gestación mientras que la Amniocentesis, se realiza entre las semanas 15 a 18 de gestación.
  • El porcentaje de riesgo de aborto es similar en ambos casos.
  • Si tras realizar la prueba del Pliegue Nucal o Triple Screening, se observa un índice de riesgo elevado, es interesante hacer el diagnóstico cuanto antes, y en ese caso la Biopsia Corial se realiza antes que la Amniocentesis.
  • Tanto la Biopsia Corial como la Amniocentesis tienen un riesgo similar de complicaciones, obteniendo con ambas exactamente la misma información citogenética.

A pesar del riesgo de aborto en ambos casos


Un Comentario para “Test invasivo: Biopsia Corial ó Biopsia de Corion”

  1. Veronica vicente velazquez dice:

    Hoy me hicieron biopsia corial en hospital general publico de valencia, y duro poco y no me hicieron daño, costo 2 intentos para coger varios trozitos d placenta, pero sali contenta por un buen trato profesional.
    Gracias a quienes me habeis atenxido.
    Saludos, veronica

Deja un comentario