Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más información

Actuaciones COVID-19 para embarazadas y recién nacidos

Actuaciones COVID-19 para embarazadas y recién nacidos

ACTUACIONES PERTINENTES FRENTE AL COVID-19

Acceso y movimiento de las visitas:

· Como norma general, se deberá restringir las visitas a la habitación y reducirlas a una única persona, de preferencia la misma persona siempre, y deberán ser programadas en la medida de lo posible. Se valorará la instauración de otras formas de comunicación (videollamadas, móviles…).

· Se ha de evaluar el riesgo para el visitante y se evaluará su capacidad para cumplir con las medidas de aislamiento.

· Se deberá dar instrucciones sobre higiene de manos, limitación de movimientos dentro de la habitación, abstenerse de tocar superficies y se le proporcionará el equipo de protección adecuado.

· Se ha de mantener un registro con todos los visitantes que accedan a las habitaciones de aislamiento y se les advertirá sobre la conveniencia de vigilancia de síntomas en los 14 días posteriores tras la última exposición conocida.

Tratamiento:

· Actualmente no existe un tratamiento específico frente al COVID-19. Basándose en la experiencia previa de brotes por otros coronavirus, se está empleando en algunos casos y de forma experimental el tratamiento con una combinación de inhibidores de la proteasa (lopinavir/ritonavir) con o sin interferón β o α, o tratamiento con un inhibidor de la ARN polimerasa (remdesivir).

· Dado el riesgo potencial del SARS-CoV-2 en las mujeres embarazadas, el tratamiento se basará en la optimización del estado de salud de la madre y el feto con un estrecho seguimiento.

· Los principios del tratamiento de la embarazada, al igual que el resto de la población, incluyen: medidas de aislamiento precoz o, control de la infección o, toma de muestras para el diagnóstico de COVID-19 y otros virus respiratorio u, oxigenoterapia si es necesario o, evitar la sobrecarga de fluidos o, terapia antibiótica empírica si se sospecha coinfección bacteriana o, monitorización de la dinámica uterina y el bienestar fetal o. ventilación mecánica precoz en caso de deterioro de la función respiratoria o, por último, individualizar el momento más adecuado del parto.

· El manejo de la mujer embarazada infectada por SARS-CoV-2 debe correr a cargo de un equipo multidisciplinar que establezca el lugar más adecuado para el correcto tratamiento del binomio madre-feto y que permita mantener el control y la pronta actuación en caso de deterioro materno o fetal o inicio trabajo de parto prematuro.

· Los cambios en el bienestar fetal pueden ser un primer síntoma de deterioro materno. Basándonos en la experiencia con el SARS y el MERS, las embarazadas pueden tener un fallo respiratorio severo y en los casos más graves, la ventilación mecánica puede no ser suficiente para conseguir una adecuada oxigenación. En estos casos, y en centros donde se tenga experiencia, se podría plantear la utilización de oxigenación por membrana extracorpórea (el ECMO por sus siglas en inglés).

Finalización del embarazo:

· La vía y momento del parto deben ser evaluados de forma individual y multidisciplinar. La decisión de realizar un parto por vía vaginal o de una cesárea debe ser evaluada teniendo en cuenta en primer lugar el criterio obstétrico si el estado de salud de la madre no permitiera un parto vaginal y en segundo lugar el principio de precaución y de protección para el personal que la asiste, que deberá llevar el EPI correspondiente.

· En los casos graves, la finalización del embarazo debe considerarse en función del estado clínico de la madre, las semanas de embarazo y de acuerdo con el equipo de Neonatología. La decisión debe ser multidisciplinar.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS ADICIONALES

· Radiografía de tórax: Ante la necesidad de realizar una radiografía de tórax, esta no se demorará por el hecho de estar embarazada.

· Ecografía fetal: Se realizarán los controles ecográficos en función de las semanas de embarazo, la gravedad del cuadro clínico materno y el bienestar fetal.

· Registro CardioTocoGráfico (RCTG): Se realizarán los controles de bienestar fetal adecuados a las semanas de embarazo.

RECOMENDACIONES GENERALES A LAS EMBARAZADAS

Recomendaciones durante el embarazo:

  • Lavado frecuente de manos.
  • Al toser o estornudar cubrirse la nariz y la boca con el codo flexionado.
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya que las manos facilitan la trasmisión.
  • Usar pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tíralo tras su uso
  • Evitar aglomeraciones y transporte público.
  • Limitar las relaciones sociales.
  • Limitar los viajes a los estrictamente necesarios.

Recomendaciones durante el puerperio:

  • Lavado frecuente de manos
  • Al toser o estornudar cúbrete la nariz y la boca con el codo flexionado
  • Evitar tocarse los ojos, nariz y boca ya que las manos facilitan su trasmisión
  • Usar pañuelos desechables para eliminar secreciones respiratorias y tíralo tras su uso
  • Evitar aglomeraciones y transporte público
  • Limitar las relaciones sociales
  • Limitar los viajes
  • Limitar las visitas en hospital y casa durante la epidemia
  • En caso de sintomatología, autoaislarse en el domicilio y ponerse en contacto con los servicios sanitarios según las recomendaciones vigentes en la comunidad autónoma.

HAN PARTICIPADO EN LA REDACCIÓN:

  • Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO).
  • Juan Luis Delgado Marín.
  • Anna Suy Franch.
  • Txantón Martínez-Astorquiza Ortiz de Zárate.
  • Sociedad Española de Neonatología (SENEO).
  • Manuel Sánchez Luna.
  • Belén Fernández Colomer.
  • Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR).
  • Emilia Guasch Arévalo.
  • Nicolas Brogly.
  • Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM).
  • Juan Martínez Hernández.
  • Jorge Fernández Parra.
  • Consejo General de Enfermería (CGE)
  • Guadalupe Fontán Vinagre.
  • Sociedad Española de Enfermería Neonatal (SEEN).
  • María José Cano Ochoa.
  • Asociación Española de Matronas.
  • María Ángeles Rodríguez Rozalén.

Deja un comentario