Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio Ok Más información

3. COMIENZA NUESTRA HISTORIA CON ANIDAN

3. COMIENZA NUESTRA HISTORIA CON ANIDAN

Una noche de enero del año2.015, recién acabada la Navidad, recibimos un mensaje en el grupo de la familia. Mi hermana pequeña compartía un llamamiento urgente para acoger a dos niños que venían de Kenya para ser operados del corazón. El mensaje era escueto: se necesitaba familia para acoger y acompañar al niño y su madre durante un periodo de tres meses aproximadamente. Mi hija Marta me miró y sin necesidad de más dijo: «mamá, llamo?» Era muy tarde pero no se pudo esperar. A la mañana siguiente devolvieron la llamada de la asociación Infancia Solidaria para saber un poco de nosotros y concertar una cita donde comprobar si cumplíamos los requisitos necesarios. El siguiente paso fue contárselo a Rafa y a mi hija Emi. Había sido todo tan rápido que ni lo habíamos consultado con ellos. Pero es muy cierto que tanto Marta como yo tenemos una gran capacidad de persuasión cuando nos dejamos llevar por el corazón. Y no pudieron negarse.

3. COMIENZA NUESTRA HISTORIA CON ANIDAN - Ginecólogo en Córdoba

Concertamos una cita para el día siguiente y resultó que nos aceptaron para ser la familia de acogida de una niña. Seguidamente recibimos la documentación de Rukía y su familia. Iba acompañado de dos fotografías. En ellas se podía ver a una niña extremadamente delgada con unos ojos que reflejaban miedo. La madre tenía una postura que me cautivó, con la barbilla ligeramente levantada y mirando fijamente a la cámara. De ella emanaba una gran dignidad y eso me gustó y llevaba en brazos un bebé. Rukía tenía 14 años , la madre -Sophia- 31 y el bebé -Rahel- sólo seis meses. Cómo nos emocionamos al ponerle cara y nombre pero al leer el informe que el trabajador social de Anidan había redactado quedamos muy impactados y preocupados por el hecho de que la familia procedía de la más baja condición social y la situación de Sophía y sus 5 hijos era de extrema pobreza. Como madre me pregunté qué pasaría con el bebé si su madre la dejaba para venir 3 meses a España y me puse en su lugar y lo qe debía significar el dejar a su hija atrás.

Aunque acababa de entrar en ese mundo luché hasta conseguir que viajaran las 3 a Córdoba. Comenzaba nuestra historia de amor con Sophía y su familia.

Deja un comentario